Close

No es miembro aún? Regístrese ahora y empiece.

lock and key

Acceda a su cuenta.

Account Login

olvido su contraseña?

Historia

El Cementerio de San Pedro fue fundado el 22 de septiembre de 1842 por iniciativa del médico Pedro Uribe Restrepo, quien en compañía de 50 socios representantes de la élite antioqueña decidieron construir el primer cementerio privado de la Villa de la Candelaria. Los socios, dando cumplimiento a las disposiciones higiénicas del momento que ordenaba construir los cementerios a las afueras de los centros poblados, adquirieron un terreno al norte de la Villa para la construcción del Cementerio, este inicialmente se llamó San Vicente de Paúl y posteriormente Cementerio de San Pedro, que es como lo conocemos hoy en día. El recinto fue bendecido el 21 de mayo de 1845 y su primera capilla el 20 de diciembre de 1849, esta fue remplazada en 1897 por un kiosko que se ubicó en el centro del patio circular, para dar paso en 1929 a la construcción de la capilla actual con planos elaborados por el arquitecto belga Agustín Goovaerts, actualmente tiene una declaratoria como patrimonio cultural de la nación.

Antiguo patio central del Cementerio San Pedro

En el Cementerio de San Pedro se encuentran inhumados un alto número de personas influyentes en la historia política nacional como los expresidentes: Mariano Ospina Rodríguez, Carlos E Restrepo y Pedro Nel Ospina. Comerciantes y empresarios como: José María Sierra “Pepe Sierra”, Carlos Coriolano Amador Fernández, Luis Eduardo Yepes, Germán Saldarriaga del Valle, Alejandro Ángel y Alejandro Echavarría.  Artistas y escritores como: María Cano, Pedro Nel Gómez, Bernardo Vieco, Jorge Isaac, Efe Gómez, Ciro Mendía y Fidel Cano.

Con estos personajes confluyen fastuosos monumentos y mausoleos importados desde Italia y otros tantos realizados por artistas locales como Marco Tobón Mejía o Bernardo Vieco, los cuales se encuentran adornados con imponentes esculturas en materiales como el mármol o el bronce que evocan diferentes momentos en el arte y la arquitectura, y que fueron adoptados en su momento por haber sido expresión de lenguajes internacionales en el arte.

En el año de 1996 se inició un proceso de valoración y recuperación del patrimonio arquitectónico, funerario y cultural del Cementerio de San Pedro. El 29 de octubre de 1998 el Cementerio fue declarado Museo de Sitio por la Red de Museos de Antioquia  y el 26 de noviembre de 1999 Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional por el Ministerio de Cultura.

Cementerio Museo de San Pedro

A partir del año 2000 el Cementerio de San Pedro ha permitido que niños, jóvenes y adultos se apropien del lugar y de su historia, a través de diferentes programas pedagógicos y culturales como: Noches de luna llena, La pelona en vacaciones, La pelona con vida, Florísteros del más allá, Vive el cuento, Noviembre la fiesta del ritual, el personaje del mes, Noche de la luz, Los ángeles pintan en el Cementerio, Bazar de la vida, Me muero por jugar, Talleres arte vivo, Ruta por los Cementerios  y Visitas Guiadas; han hecho de este espacio un lugar único y diferente en la ciudad de Medellín.

Hoy el Cementerio es un Museo vivo donde cualquier persona puede evocar el pasado remoto o inmediato de Medellín: Un santuario donde los muertos son honrados con sencillos o pródigos homenajes, un espacio para la reflexión: un lugar donde la historia nunca muere.